Historia del colegio

 

   El colegio  Stma Trinidad de Valdepeñas se encuadra dentro de la labor pastoral y evangelizadora que la Orden de la Santísima Trinidad (TRINITARIOS) viene desarrollando en Valdepeñas desde los tiempos en que a instancias del Marqués de Santa Cruz, D. Álvaro de Bazán, se fundó en la Capilla de S. Nicasio un convento de Trinitarios Recoletos, allá por el año 1594, y que posteriormente S Juan Bta de la Concepción convirtió en la primera casa de la Descalcez Trinitaria. La Orden, por lo tanto,  empezó a desarrollar su labor pastoral  en Valdepeñas a finales del s. XVI, y si exceptuamos las actividades propias de la formación de novicios en el Convento valdepeñero, la enseñanza no formó parte activa de las mismas hasta mediados del s. XX, cuando los TRINITARIOS volvieron a su casa de Valdepeñas después de haber sido expulsados de la misma por la aplicación de las leyes de la Desamortización de Mendizabal en 1835.

 

   Aquí empieza verdaderamente a gestarse la historia del colegio Stma Trinidad. En 1948 los TRINITARIOS toman posesión del Convento, un edificio en ruinas, con los tejados y techos hundidos y lleno de escombros como consecuencia de la devastación y pillaje a que estuvo sometido durante la Guerra Civil (1936-1939)  y comienzan su restauración y acondicionamiento. Los primeros tiempos del P. Fidel  y del P. Timoteo, primeros protagonistas del colegio,  no fueron nada fáciles y una vez adecentado el edificio y puesto en  unas condiciones que lo hacían medianamente habitable, comienzan sus actividades docentes.


   Movidos por una necesidad social  y teniendo en cuenta el espíritu del Fundador  de la Orden, S. Juan de Mata y de su Reformador S. Juan Bta de la Concepción, perciben en la educación la mejor y más inmediata herramienta para luchar contra la esclavitud: razón de ser fundacional de la Orden, y comienzan a realizar actividades docentes en los locales del Convento a los niños y jóvenes valdepeñeros. Contaban, según los diferentes documentos, con unos cincuenta alumnos de diferentes edades, a los que impartían clases de todas las materias, que no eran si no el pretexto para infundir en ellos el espíritu del Fundador y el mayor logro que una persona puede anhelar: LA LIBERTAD.


   Los años van pasando  y la “escuelilla” continúa con sus actividades docentes y evangelizadoras, contribuyendo activamente a elevar el nivel cultural y humano de la sociedad valdepeñera de los difíciles años 50 y 60.

 

   Los años 70, suponen desde el punto de vista educativo, una revolución en España. Nace la Ley General de Educación, conocida como Ley Villar Palasí y con ella un cambio radical en la concepción educativa de la España de aquellos años. Aquí se sitúa el origen del Colegio Stma Trinidad, tal y como hoy lo conocemos. Se construye el edificio nuevo, cuya fachada da a la Glorieta y en varios años se van completando aulas hasta convertirlo en un colegio de ocho unidades de E.G.B. En años inmediatamente posteriores (1976) se complementa la oferta educativa con otras dos nuevas acciones:

 

  • La creación del Seminario Menor Trinitario, y por tanto una aula más, destinado a la formación de los futuros sacerdotes trinitarios y de los jóvenes que llegados de otras poblaciones, cercanas y no tan cercanas, deseaban o bien ingresar con posterioridad en la Orden o bien simplemente adquirir una formación intelectual y humana a la que en sus localidades de origen no podían acceder.

 

  • Complementar la oferta de enseñanzas regladas  con un aula de Educación Infantil, entonces Preescolar.

 

   Otro gran cambio en la historia del colegio fueron sin duda las modificaciones que supusieron la implantación anticipada de la LOGSE (1995). Con ella se creó la Educación Secundaria Obligatoria. El colegio aceptó el reto que suponía esta nueva etapa, aunque ello tuviera como consecuencia inmediata  la desaparición del Seminario Menor. Se crearon dos aulas nuevas para aumentar la oferta educativa hasta los 16 años se contrató a nuevo profesorado y la Educación Infantil  también vio aumentada su oferta en dos aulas más. Todos estos cambios exigieron por parte de  la Orden un gran sacrificio económico, pues hubo que reestructurar  todos los espacios  y adaptar los mismos a las nuevas exigencias que suponía la implantación de la Ley.

 

   Se afrontaron con decisión estas modificaciones y se convirtió el colegio en el centro educativo que hoy conocemos. Un colegio digno de los alumnos  y de la sociedad valdepeñera del siglo XXI. Capaz de impartir una educación de calidad y con un compromiso en pro de una educación en valores y de una formación intelectual y humana capaz de hacer de nuestros alumnos personas que se sepan desenvolver en la sociedad del siglo XXI .Que en la actualidad se ha convertido en un referente en la zona  en la adopción de metodologías activas de enseñanza, que contribuyan a elevar la motivación de nuestros alumnos, además de impartir una enseñanza bilingüe en inglés. Todo ello  sin perder ni un ápice de  su identidad y su razón de ser:

EDUCAMOS PARA SER LIBRES.


Nuestra biblioteca

 

 

 

 

 


 

Global Educa, plataforma educativa Global Educa, plataforma educativa Global Educa, plataforma educativa  

 

 

   

Global Educa, plataforma educativa

 

 

 

 

 

 

Colegio Sant√≠sima Trinidad, Valdepenas . Espacio desarrollado por LCIbérica © LCIbérica.